fbpx

Lo que deberías saber cuando compras una gafa de sol


Loading

Lo que deberías saber cuando compras una gafa de sol

La presencia del sol es indispensable para el desarrollo de la vida y de nuestro entorno tal cual lo conocemos, pero también puede provocarnos lesiones en la piel y en los ojos muy severas. Se recomienda tomar el sol unos quince minutos al día, con las precauciones necesarias, para obtener la vitamina D. Esta vitamina hace posible que el calcio se deposite en tus huesos y evites así, problemas como la osteoporosis.

Cuando compras una gafa de sol debes pensar, no sólo en la moda vigente en el momento, sino también en para qué actividades la necesitas y cuál será el entorno que te rodea. Otro factor, no menos importante, es el estado de tus ojos. Si presentan una lesión o alguna enfermedad, existen filtros específicos para distintas patologías: son los llamados Filtros Selectivos.

A la hora de probarte gafas de sol es importante que preselecciones los modelos que mejor encajan  en tu rostro. La forma, el tamaño y el diseño intervienen, no sólo en la estética, sino también en evitar la llegada de rayos solares a tus ojos. Recuerda que no todas las gafas de sol tienen el mismo factor de protección (categoría), ni sirven para lo mismo. Déjate asesorar por el profesional.

Compra tus gafas de sol en establecimientos de óptica, así te aseguras de que cumplen con la normativa CE establecida para utilizarlas con total garantía. Deberán ir acompañadas de una documentación que acredita el fabricante y donde se especifica información acerca del filtro, categoría, usos, restricciones y consejos de mantenimiento.

 La protección solar debes utilizarla durante todo el año y no sólo en verano. Además de la gafa de sol, puedes ayudarte con otros complementos como pañuelos, sombreros, viseras y claro está, crema solar para la piel.

Desde tu dieta también puedes impulsar la protección, ya que algunos alimentos contribuyen a mantener los pigmentos que de forma natural, residen en tus ojos y los protegen de la agresión de los rayos UV. Es el caso de las espinacas, coles, papayas, kiwis, naranjas, el Aceite de Oliva Virgen Extra… y cualquier alimento rico en Luteína, Zeaxantina y Ácidos Grasos Omega 3 y 6.

España, por su situación geográfica, recibe una radiación solar media-alta. Existe una estrecha correlación entre la exposición solar y problemas oculares como el pterigión, las cataratas o los degeneraciones maculares, entre otras, que pueden afectar a tu visión e incluso provocar Baja Visión o ceguera.

Los bebés, los niños y los adolescentes forman parte de los grupos de riesgo, ya que aún no han desarrollado por completo el filtro natural de sus ojos. Ésto unido a que suelen realizar mayor número de actividades de exterior, hace necesario que extremen las precauciones. Del mismo modo que aquellas profesiones y deportes que tienen lugar al aire libre.

0

Tu carrito