Yoga Visual


Loading

Yoga Visual

Desde La óptica de Antonio te proponemos una sesión de Yoga Visual. Se trata de una serie de 6 ejercicios muy sencillos que puedes realizar desde casa. Te ayudarán a disminuir la tensión ocular y liberar tu mente. Además, con poco tiempo que le dediques, experimentarás buenos resultados. Son totalmente inofensivos, por lo que puedes practicarlos sea cual sea tu edad y tantas veces como quieras. Recuerda lavar tus manos antes y después de los ejercicios porque vas a tocar tus ojos o su contorno. No olvides mantener una respiración acompasada ¡Comenzamos!

  1. Siéntate de forma cómoda, dirige la mirada al frente e intenta no mover la cabeza, mueve sólo los ojos. A continuación mira hacia tu derecha y hacia tu izquierda y realiza esta maniobra durante 3 veces, después mira al frente y cierra los ojos. A continuación ábrelos sigue mirando al frente, dirige la mirada hacia el techo y hacia el suelo y repítelo tres veces. Finaliza mirando al centro y vuelve a cerrar los ojos.

 

  1. Abre los ojos, mira al frente e imagina que tienes un reloj pintado en la cara. Comienza mirando al número 12, después al 1, al 2 y así sucesivamente en sentido horario. Cuando llegues nuevamente al 12, retrocede en sentido inverso, sentido antihorario hasta completar la secuencia de horas.

 

  1. En el siguiente ejercicio retira, si es posible, tus gafas. Calienta tus manos realizando un frote enérgico entre ellas. Después, cierra los ojos y cúbrelos con tus manos, colocando las palmas sobre la órbita, sin oprimir los ojos. Permanece así unos minutos.

 

  1. Estira los brazos al frente paralelos con los pulgares hacia arriba. Mira la frente mientras inspiras profundamente, expira mirando al pulgar de tu mano derecha. Vuelve al centro inspirando nuevamente y expira mirando al pulgar de tu mano izquierda.

 

  1. Estira los brazos al frente paralelos, esta vez con los índices hacia arriba. Mira el índice de tu mano izquierda mientras el brazo derecho dibuja una sonrisa en el aire. Intenta ser consciente dónde está en cada momento el índice derecho, sin perder la fijación del izquierdo. Vuelve a la posición inicial y ahora repite el procedimiento cambiando de manos.

 

 

  1. Finalmente, cierra los ojos y masajea el contorno con pequeños toques, utilizando las yemas de tus dedos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
0

Tu carrito